<BGSOUND SRC="http://losmilagrosdecristo.com/images/Track02.WAV" LOOP="INFINITE">

 

 

 

 

Me llamo Robert Morales Jr. el 3 de Julio de 1974 estuve en un terrible accidente. Trabajaba para la ciudad de Austin (City of Austin) como ayudante en la instalación de cables electricos cuando 7200 voltajes de electricidad me electrocutaron gravemente. Me acuerdo que comenzé a arreglar el cable sin saber que tenía electricidad. No tenía puesto guantes protectors. Cuando estaba desamarrando el sexto cable sentí un terrible impacto que atravezaba mi cuerpo. Solamente escuché mi propio gemido y mi cuerpo se puso de color azul.


No podía gritar así que subí lo mas que pude al poste llevando en mi mano el cable caliente. Miré y extendí mi mano hasta el cielo. Le pedí a Dios que me llevara la vida. En ese instante escuché una explosión y me caí de espalda. Me quede colgado del cinturón de seguridad el cual me impidió a no caerme al suelo. Nunca perdí la conciencia. En ese momento le dí gracias a Dios por su decisión de salvarme la vida una vez más. Por causa de este accidente perdí mi mano y pie izquierdo y sufrí quemaduras en otras areas del cuerpo.

Le doy gracias a Dios por salvar me vida una vez mas. Renací y tuve que aprender a comer, vestirme y caminar por si mismo y más importante aprender a amar a Dios. El tiempo pasó y me sentí bien. Yo andaba en una silla de ruedas y todas las mañanas le rezaba al Señor y le pedía que me dejara caminar otra vez. Pero esta vez El sería mi luz y guía hacia el camino de Dios en el cielo. El 27 de Septiembre de 1974 fuí al médico para un examen de sangre. Esto determinaría si me ingresaban al hospital. Todo salío bien, pero comenzó a surgir este bello milagro. Cuando regresabamos de la consulta del médico mi exposa notó que una cruz aparecía atraz de mi silla de ruedas. Al llegar a la casa, mi padre y mi esposa entraron la silla y vieron que atraz aparecía una cruz. Ese fue el día mas feliz de nuestras vidas.


Este fue un milagro de Dios. La no se deberá venerar como un Dios, pero se deberá respetar como un símbulo de Dios.
En 1975 presentaron este milagro a la iglesia católica y después llevaron la silla fuera de la ciudad. En ambos ocaciones la silla se dañó al lado izquierdo del Espiritu Santo. Desde este incidente no se ha sacado la silla con la excepción de una presentación en la lglesia Pentecostal como un milagro de Dios.
Dios le habla al hombre sobre sus sueños Job 33:13-17, Daniel 2:19. Después fue se apareción este milagro Dios me ha dado el edificio para este altar. Yo acepto a Jesus Cristo como mi Dios salvador y mi Padre en el cielo.
Algo que no puedo explicar está apareciendo en el lado izquierdo de la silla.
Esto es algo que no puedo explicar. Mi fe está con Dios. Él lo tiene y lo puede todo.
Padre nuestro que estás en los cielos. Reza en el nombre de Santo Jesus
Que bendiga a todos los que con fe visitan este santo altar.


Robert Morales Jr.